Cultura Financiera

 

¿Cómo sobrevivir si me redujeron el sueldo?

Finanzas Personales - 25 de Marzo 2021

El curso de la pandemia y la restricción de actividades no esenciales ha registrado afectaciones económicas, tales como la baja laboral de 3.3 millones de trabajadores entre 2019 y 2020, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, así como la reducción de salario para miles de trabajadores en diversos sectores.

 

Dichos descensos implican como consecuencia la disminución de ingresos en hogares mexicanos, por lo cual la restricción de gastos innecesarios y deudas es indispensable para sobrevivir. Por ello, a continuación, se comparten algunos consejos para lograr adaptarse a un nuevo sueldo de forma sencilla.

Un nuevo presupuesto

Toda modificación de ingresos, – en crecimiento o reducción – implica ajustes en el presupuesto. Sin embargo, en este caso particular se recomienda privilegiar los pagos básicos como alimentos, servicios y renta; y eliminar gastos hormiga o no esenciales para mantener sana la economía personal o familiar. El uso de registros financieros previos será de gran ayuda para identificarlos.

Es importante tener en cuenta que, al momento de hacer una restructuración de presupuesto, se debe seguir al pie de la letra para optimizar ingresos.

¿Fondo de emergencia o préstamos?

Una reducción de sueldo es el tipo de situaciones para utilizar un fondo de emergencia en caso de contar con uno. Para su optimización se recomienda que se distribuya entre 3 y 6 meses dependiendo de la cantidad ahorrada. En caso de no contar con esta herramienta y surjan imprevistos, se recomienda buscar alternativas financieras en el siguiente orden:

  1. Préstamos personales
  2. Tarjetas de crédito – Se recomienda cambiar las que tienen altas comisiones y anualidades por aquellas que no hacen el cobro de éstas.
  3. Retiros de Afore

¿Y las deudas?

La priorización de deudas para su pago es vital. Es recomendable incluir en el presupuesto las más importantes y establecer calendarios realistas para liquidarlas, de este modo no generarán intereses más altos a futuros. Pero lo más importante con respecto a las deudas en una situación así, es no adquirir más, incluyendo créditos – en especial aquellos que no sean a tasa fija – a menos que sea una emergencia como se mencionó previamente.

Finalmente, es importante recordar que, si bien hacer recortes financieros no es agradable, mantener la estabilidad financiera sí se puede lograr exitosamente con una buena planificación y control de gastos para brindar tranquilidad personal y/o a la familia.

 
Regresar     Descargar artículo en PDF
 

Mercado de cambio